Noticias y Actualidad

Home Noticias Cruz Blanca Dr. Segura: “Las visitas al cardiólogo por sensación de arritmia han aumentado un 40% a raíz de la pandemia”

Dr. Segura: “Las visitas al cardiólogo por sensación de arritmia han aumentado un 40% a raíz de la pandemia”

Miércoles, 21 Abril, 2021 Comentarios

  • Las mujeres de entre 30 y 50 años son el grupo que ha registrado un mayor riesgo de padecer arritmias cardíacas a causa de la ansiedad pandémica.

El impacto de la Covid-19 en la salud cardiovascular se ha convertido en objeto de estudio a nivel mundial. La cardiología es una de las especialidades médicas que ha registrado un mayor volumen de visitas, tanto para revisar las secuelas por la infección por coronavirus como para aliviar los efectos de la pandemia en pacientes con patologías cardíacas previas.


Antes de la pandemia, las visitas más comunes estaban relacionadas con la realización de chequeos cardíacos en pacientes con antecedentes familiares de patologías cardíacas y deportistas. Ahora, también se suman personas aparentemente sanas, especialmente mujeres y adolescentes, que acuden a revisarse por la denominada sensación de arritmia.


El Dr. Luis Fernando Segura, cardiólogo de CreuBlanca, resuelve en esta entrevista las principales cuestiones acerca de las técnicas de diagnóstico empleadas para la detección y el tratamiento de enfermedades del corazón. Además, analiza el nuevo perfil de pacientes que requieren una revisión cardiológica a causa de la situación excepcional provocada por la Covid-19.


'image'


El Dr. Segura cuenta con una amplia experiencia en la realización de chequeos cardíacos para la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades cardiovasculares, mediante el uso de electrocardiograma, eco-doppler cardíaco y pruebas de esfuerzo, entre otras técnicas.


Dr. Segura, ¿cuáles son actualmente los principales motivos de consulta al cardiólogo?


En el último año, a causa de la pandemia, hemos notado un notable incremento de visitas por parte de pacientes que se han visto afectados por el descontrol de la tensión arterial, la insuficiencia cardíaca y la sensación de arritmia. Por otro lado, también acuden a revisarse personas que han superado la infección, aunque sea de forma leve, así como pacientes cardíacos para ajustar tratamientos y realizarles un seguimiento.


El estrés y la denominada ansiedad pandémica han provocado que pacientes aparentemente sanos experimenten episodios de arritmias, especialmente jóvenes de entre 16 y 25 años así como mujeres de entre 30 y 50 años. En concreto, las consultas por sensación de arritmia cardíaca en adolescentes y mujeres han sufrido un incremento de un 40% aproximadamente.


En referencia a la sensación de arritmia, ¿qué síntomas nos alertan de la posibilidad de padecerla?


Cuando hablamos de sensación de arritmia nos referimos a una impresión o percepción que siente el propio paciente. Puede que se trate propiamente de una arritmia o esté relacionado con un tema de ansiedad y, en ambos casos, encontraríamos síntomas que coinciden. Un latido del corazón bastante acelerado o demasiado lento, oír el corazón al dormir, sentir mareos y presión en el pecho, entre otros signos, son ejemplo de ello.


'image'


Cualquier síntoma que nos moleste o nos provoque nerviosismo es motivo de consulta. En muchas ocasiones, estas sensaciones son fruto de la ansiedad, sobre todo entre el público joven, sin embargo, cada día detectamos arritmias ocultas, especialmente en mujeres. La prueba de esfuerzo y el holter cardíaco son los exámenes más efectivos para el diagnóstico de este tipo de afecciones.


¿Hay alguna razón científica por la que las mujeres sean más propensas a padecer ansiedad y ésta repercuta en su salud cardiovascular?


Sí, está demostrado científicamente que las mujeres, por lo general, pueden padecer más ansiedad que los hombres. Y, en especial, la mujer actual, que tiene más estímulos y responsabilidades a las que atender.


Los cardiólogos atribuimos este hecho, además de lo anterior, a una cuestión hormonal. Las hormonas femeninas, denominadas estrógenos, actúan en el corazón y en las arterias del cuerpo. En cambio, las hormonas masculinas no presentan esa acción ni en el músculo cardíaco ni en los vasos sanguíneos.


Las mujeres son más propensas a padecer ansiedad debido a una cuestión hormonal y el incremento de los malos hábitos.


'image'


Por otro lado, los malos hábitos también predisponen al género femenino a padecer más ansiedad y afecciones cardiovasculares. Actualmente, por ejemplo, las mujeres fuman igual o más que los hombres, un hábito que influye directamente en el riesgo de sufrir un ataque cardíaco.


Las enfermedades cardiovasculares representan la primera causa de muerte en España. Concretamente, y en línea con lo que comentas, cada año mueren más de 50.000 personas a causa de un infarto o angina de pecho.

Ante esta situación, ¿qué medidas se están llevando a cabo para mejorar estas cifras?


La prevención y la detección precoz son los factores claves para que disminuya la cifra de morbimortalidad por enfermedad coronaria y mejore la calidad de vida de los pacientes. En los últimos diez años, han tenido lugar importantes avances en el campo del diagnóstico y el tratamiento de la cardiopatía isquémica.


Antes, la única opción para reparar las arterias coronarias era mediante una cirugía a corazón abierto. Sin embargo, actualmente podemos diagnosticar y, posteriormente, tratar la presencia de obstrucciones arteriales mediante punciones percutáneas, a través de la piel y las venas. Esto es posible gracias a técnicas como el cateterismo, método empleado para el diagnóstico de la enfermedad coronaria, y la angioplastia coronaria, enfocada al tratamiento de la misma.


'image'


Durante un cateterismo cardíaco, se introduce un tubo largo y estrecho llamado catéter a través del vaso sanguíneo hasta llegar a las arterias coronarias con la ayuda de una máquina de rayos X.


¿El cateterismo permite saber cuándo una persona puede sufrir un infarto?


El cateterismo es la técnica diagnóstica que nos permite evaluar el estado actual de las arterias coronarias y confirmar la presencia de obstrucciones arteriales. Si el resultado es positivo, se procede a la angioplastia coronaria, el método terapéutico más eficaz para reparar los vasos sanguíneos e implantar un dispositivo denominado stent para evitar que vuelvan a obstruirse.


El stent es un instrumento en forma de tubo que, al llegar a la zona obstruida, libera un balón o globo que se hincha para abrir las paredes de la arteria y mejorar la circulación sanguínea.


En este sentido, un cateterismo no nos permite prever en qué periodo de tiempo una persona puede padecer un infarto, pero puede aportarnos información útil para aplicar un tratamiento preventivo o terapéutico.


En muchas ocasiones, el TAC coronario puede sustituir al cateterismo como método diagnóstico, permitiendo valorar el estado del corazón y las arterias con una sola imagen.


¿Realmente existen patologías coronarias que se pueden prevenir?


En primer lugar, cabe aclarar que la principal causa de la enfermedad coronaria se debe a la acumulación de colesterol en las arterias, también conocida como aterosclerosis coronaria. El colesterol obstruye las arterias y dificulta el riego sanguíneo, aumentando el riesgo de padecer un infarto o angina de pecho.


'image'


Dicho esto, podemos afirmar que es posible controlar los niveles de colesterol en sangre y prevenir el desarrollo de cardiopatías coronarias. ¿Cómo? La adopción de unos hábitos saludables es el primer paso para mejorar el pronóstico de pacientes con factores de riesgo cardiovascular, como pueden ser la hipertensión, la diabetes, la obesidad y el tabaquismo, entre otros.


El suministro de fármacos es otra opción a tener en cuenta en pacientes con niveles elevados de colesterol debido a un factor genético. Aunque no cabe duda de que el diagnóstico precoz es la vía más efectiva para retrasar el progreso de la enfermedad, sobre todo en el caso de personas con antecedentes familiares de problemas del corazón.


¡Muchas gracias Dr. Segura!



Comenta esta noticia